Turisme de Sitges

Sitges, un modelo de litoral del siglo XXI

La alcaldesa de Sitges, Aurora Carbonell, y el concejal de Playas, Guillem Escolà, han visitado hoy las playas de Sitges, desde Les Botigues hasta Cala Gegants para captar el estado actual de los trabajos y explicar el resultado final del proceso de adjudicación de los servicios.

El Ayuntamiento de Sitges ha concedido 18 de los 21 lotes para la explotación de los servicios turísticos en las playas. De ellos, 13 están gestionados por empresas locales: 9 son antiguos concesionarios y 4 tienen experiencia previa en la explotación de servicios turísticos. Faltan 3 lotes pendientes de resolución.


Actualmente hay 11 lotes íntegros en funcionamiento y otros lo están haciendo parcialmente, con servicios como el de tumbonas y sombrillas, a modo de ejemplo, mientras finalizan la instalación.


La alcaldesa de Sitges ha recordado que "la imagen de las playas que vemos hoy es, en algunos casos, un modelo transitorio, hasta la implementación defenitiva del proyecto, tal y como ya preveía el Pliego de cláusulas". Los proyectos ganadores tendrán que iniciar la próxima Semana Santa con las propuestas por las que se les adjudicó el lote.


El Ayuntamiento de Sitges culmina así el plan de trabajo para impulsar un modelo de playas, más sostenible, racional, actual y competitivo. Con 18 de los 21 de los lotes de explotación privada adjudicados y con el resto de servicios a pleno rendimiento, Sitges se encuentra listo para presentar los resultados de estos cambios que “supondrán un revulsivo para que el municipio continúe posicionado como un destino turístico de primer nivel y de calidad, capaz de estar al día, de competir con otros destinos y que, además, sea como uno de los mejores lugares en los que vivir”, asegura la alcaldesa de Sitges, Aurora Carbonell.


Turismo y ciudadanía son las principales beneficiarias de este cambio hacia el nuevo modelo de litoral que, como reconoce el concejal de Playas, Guillem Escolà, "se ha demorado más de lo que nos hubiera gustado", en relación a los servicios económicos, pero que "era totalmente necesario para avanzar, innovar y definir un nuevo modelo de playas pionero, ambicioso y singular".


La coincidencia en el tiempo de la renovación del Plan de Usos y de las concesiones privadas en las playas (que finalizaban en 2020 y que se ampliaron en favor de la Asociación turística de Servicios a las Playas un año más por la irrupción de la Covid) generaron una coyuntura, como ha explicado Aurora Carbonell, que ha favorecido un cambio de imagen y la redistribución de los servicios. Hemos hecho de una adversidad una oportunidad y hemos podido ser activos ante los retos ambientales de emergencia climática, consiguiendo un nuevo modelo de gestión integral, capaz de equilibrar la actividad humana con el entorno y trabajar por un Sitges mejor en todos los aspectos. Es nuestro planteamiento para unas playas que son patrimonio de Sitges”.

  • VISITA PLATGES

Compartir

Comentarios

No hay comentarios.

BIENVENIDA A LOS PROCESOS PARTICIPATIVOS