Turisme de Sitges

Puestas de sol en Sitges

Seguro que muchos de vosotros y vosotras coleccionáis puestas de sol. Se trata de un momento muy especial, que cierra el día y abre la noche y que en el caso de Sitges tiene al mar como espejo y reflejo. Es algo que no te puedes perder. En el siguiente post te explicamos dónde ver las mejores puestas de sol en Sitges.

El pantone de las puestas de sol siempre emociona. Del azul al gris y el rosa, del rosa al ocre, del ocre al naranja y del naranja al rojo y el gris oscuro. En Sitges ese pantone no es diferente, pero sí lo es cómo se reflejan estos colores en el mar, cómo las palmeras y los mástiles de las embarcaciones rasgan el cielo y como la iglesia de Sant Bartomeu y Santa Tecla marca este skyline en negativo.

 

¿Y dónde ver las mejores puestas de sol en Sitges? Pues para disfrutar de las mejores postales vespertinas en Sitges hay diferentes localizaciones que emocionan al más reacio (que haberlos haylos). Una muy accesible, con la opción de disfrutarla incluso con los pies en la arena, es la que se disfruta desde la playa de Sant Sebastià, una de las más populares y con más público local de Sitges. Desde esta ubicación –ideal colocarse a la altura de la ermita de Sant Sebastià, la iglesia de Sant Bartomeu y Santa Tecla queda a la derecha, al final de una curva en la que el casco antiguo parece querer trepar hasta el campanario.  Delante y ocupando todo el margen izquierdo, el mar, que hace que el pantone que antes comentábamos confiera al agua un azul plomizo con ribetes blancos de espuma.

 

Otra opción es disfrutar la puesta de sol desde la plaza de la propia iglesia de Sant Bartomeu o de sus icónicas y transitadas escaleras de acceso desde el paseo marítimo. Ambientazo asegurado y depende del día, con la complicidad de las olas para conseguri que la imagen se salpique con agua.

 

Si lo que nos gusta son las alturas y la perspectiva, tenemos un mirador para la ocasión. Se trata del Mirador de La Levantina, ubicado en la parte alta de la misma urbanización. Para ser más exactos (google maps os lleva), debéis dirigiros a la avenida de la Trinitat. Desde allí, Sitges a vuestros pies se fundirá en oro con una puesta de sol en picado.

 

Y claro, también hay otra opción más inmersiva…disfrutar de la puesta de sol desde el mar. Para ello, tenemos dos vías diferentes: sobre una tabla de paddle surf, subido en un kayak bien a bordo de una lancha o embarcación (hay compañías que ofrecen la opción de alquilar lanchas sin título).

 

Opciones hay muchas, ya lo véis. Y lo mejor es que hablamos de un espectáculo que se prorroga cada día…

 

Puestadesol2.jpg

Foto cedida por www.nootka-kayak.com

Comentarios

No hay comentarios.