Turisme de Sitges

Reina no hay más que una…y es la del Carnaval de Sitges

El Carnaval de Sitges tiene un rey, el Rey Carnestoltes. Es muy famoso y muy popular. Pero ojo, también tenemos reina. Y la Reina del Carnaval de Sitges manda mucho. Está muy loca y muy empoderada: manda reír, manda divertirse y manda volver a tomar las calles con disfraces imposibles. ¡Qué ganas de cumplir órdenes! ¡Dios salve a la Reina!

Pues sí, nos gusta la monarquía de la ‘disbauxa’, de la sorpresa y de lo imprevisible. Somos fieles súbditos de la real provocación y la soberana diversión. Por eso queremos tanto a nuestros reyes del carnaval. Reyes, en plural. Porque aquí mandan los dos, él y ella. La sombra del Rey es alargada, pero es que a la Reina le gusta el sol. Y se deja ver. Y se hace notar. Y nos encanta.

 

La Reina del Carnaval cambia cada año. La regencia es tan intensa (y tan loca) que es bueno alternar. La identidad de la monarca se mantiene en secreto hasta que la presenta en sociedad. Este año, el misterio se desvelará el sábado 19 de febrero en el Casino Prado de Sitges. Y desde entonces, y durante una semana, ella y su cónyuge, el Rey Carnestoltes, enloquecen Sitges con las rúas más espectaculares del Mediterráneo (hay que ver la rúa del ‘Extermini’ y la de la ‘Disbauxa’ al menos una vez en la vida). Además, ambos visitan los colegios, las residencias y el mercado municipal, y presiden los actos previstos en el programa. Un agenda completa que podéis consultar en el programa del Carnaval de Sitges 2022.

Cómo no conocemos aún a la nueva ‘Queen’, hemos querido hablar con la que lo fue en el Carnaval de 2007, Eva Martín. Esta periodista, “viajera, culo inquieto y muy habladora”, recuerda que aquella “ha sido una de las mejores experiencias que he vivido nunca”. Y lo fue, señala, “porque decidí vivirla intensamente, metiéndome en el papel pero siendo protagonista: yo no iba a ser una reina florero”. Y desde luego que no lo fue. Para empezar, pidió la palabra tras ser presentada en el Cap de la Vila, algo poco habitual. Allí, en pleno centro y con el Rey Carnestoltes al lado, fue muy explícita: “Este año no manda él, mandamos los dos”. Fue su manera de denunciar un agravio comparativo histórico. Y la Reina empezó a mandar: pidió que su carroza no fuera elevada, sino que fuese lo más ‘baja’ posible para interactuar con la gente. El resultado fue un cocodrilo gigante con pasarela. Además, huyó del concepto de disfraz “tipo Victoria’s Secret”, por lo que tanto en su vestuario de día como de noche “buscamos más el carácter que la espectacularidad”.

 

Reina Carnaval Stges 2

 

Eva lo tiene claro: la Reina del Carnaval de Sitges es una figura clave “porque es la Reina y porque su actitud se contagia”. Aparte, destaca que “Sitges también te hace meterte en el papel, porque durante esos días todo el mundo se pone a tu servicio, te quieren y te ayudan en lo que necesites; el contacto con la gente es lo mejor, sin duda”. La reina de 2007 no se olvida de otras que abrieron camino antes, como Pitu, a la que no dejaron presentarse en top less y se puso pezoneras, o Lidia Egea, la primera en desfilar desnuda con un dibujo corporal.

 

Para ver la trascendencia, la relevancia y la huella que deja ser Reina del Carnaval de Sitges, basta con saber el nombre que se han puesto aquellas que lo fueron y que se reúnen para recordarlo: Las Eternas. ¿Se puede molar más? Va, no dudéis y veniros a poneros a las órdenes de su majestad la Reina del Carnaval de Sitges. Nunca que te manden fue tan divertido ;)

 

Fotos: Eva Martín