Turisme de Sitges

Ruta a pie por el Parc del Garraf hasta el Castell de Olivella

Sitges, siempre lo recordamos, es blanca, azul y verde. Este último color se lo confiere el Parc del Garraf. Para descubrir esta maravilla natural os invitamos a recorrerlo en una ruta circular que incluye tortugas y caballos en libertad, fauna autóctona, cuevas y pinos gigantes. ¿Os apetece el descubrimiento?

Somos muy repetitivos en algunas afirmaciones, lo sabemos. Una de ellas es que el Parc del Garraf es el gran desconocido de los parques naturales de Barcelona y Catalunya. Por tanto, doble ventaja para los que lo queráis descubrir: el espectáculo natural es único y los visitantes, pocos. Para comprobarlo, os proponemos una de las mejores excursiones que se pueden hacer por el parque: la ruta del Castillo Viejo de Olivella.

 

Esta ruta circular, cubre un total de 7 kilómetros y se puede realizar perfectamente con niños, tiene de todo, ya lo veréis. ¿Cuánto tiempo se tarda en hacerla? Pues si vais con niños y sin prisa, parada incluida en el castillo para las vistas y descansar un poco…unas dos horas y media.

 

La ruta circular del Castillo de Olivella es precisamente una de las que recomiendan desde el área de Uso Público y Conservación del Parc del Garraf. Su responsable, Sofia Paricio, la define como “una de las rutas más bonitas, llena de pinedas y ‘margallons’ - planta emblemática del parque que parece un racimo invertido de palmeras-. Además, tiene el valor añadido de poder subir al castillo y disfrutar de unas vistas de 360 grados, con los Pirineos y Montserrat al fondo”. Por cierto, la otra excursión por el parque que nos recomendó Sofia, con salida en Sitges y vistas al mar, fue la que conduce hasta la Ermita de la Trinitat y de la que ya os contamos la experiencia.

 

CastellOlivella2.jpg

 

Venga, vamos a situarnos. La excursión se inicia en el precioso municipio de Olivella a 14 kilómetros de Sitges. Ya de por sí, la localidad merece una visita, pues, ubicada en una pequeña colina y con la iglesia de Sant Pere i Sant Feliu como corolario, su entorno y las vistas que ofrecen son espectaculares.  El punto de salida de la ruta se ubica en un lateral del Ayuntamiento, en la plaza Mayor de Olivella, De ahí parte la ruta, que está perfectamente indicada en todo momento bajo el nombre de sendero CL-100. Si queréis, también podéis descargaros la ruta en el móvil

 

Cómo decíamos, se trata de una excursión de baja dificultad y perfecta para hacer familia. Eso sí, hay cierto desnivel (240 metros). Pero claro, es que vamos a subir a un castillo… Antes de la subida final, llegaremos a uno de los ‘highlights’ del trayecto: los antiguos lavaderos (‘safareigs’) de la Font del Rector (Fuente del Rector). Y es una parada obligada porque el sitio es precioso…y porque es muy probable que nos encontremos con burros y caballos en libertad. Fue lo que nos ocurrió a nosotros. Allí nos encontramos con tres burros: Canela, Troya y Clau, a los que la Fundació Miranda ha salvado del abandono y los malos tratos. Como ellos, otros 20 burros y caballos que campan a sus anchas por el Parc del Garraf. Además, su presencia es muy positiva para el propio parque, pues son los únicos animales que se comen el carrizo, planta invasora que amenaza con ‘comerse’ a las autóctonas de la zona y que supone un peligroso combustible para los incendios. Otra ventaja de la transhumancia de estos animales es que con su freno al carrizo facilitan el desplazamiento de las tortugas mediterráneas del parque (sí, también es posible que os topéis con algún ejemplar si hacéis la ruta en primavera o verano –el resto del año hibernan). Todo esto nos lo explicó Gabriela, de la Fundació Miranda, a la que los niños escucharon con ojos y boca abierta todo el rato ;)

 

CastellOlivella3.jpg

 

Tras pasar por los lavaderos, toca subir al Castillo de Olivella, declarado Bien de Interés Nacional y documentado desde el año 992. Desde su torreón (solo hay uno, no vamos a exagerar) las vistas son increíbles, pudiendo identificar Sitges, Montserrat y hasta los Pirineos.

 

CastellOlivella7.jpg

 

CastellOlivella8.jpg

 

Desde el Castillo se inicia la bajada y la vuelta a Olivella. Pasaremos de nuevo por la Font del Rector, desde donde las indicaciones nos conducen ahora por un sendero que pasa primero por la cueva de Can Muntaner (otra ‘aventura’ para los niños) y por la pineda de Pivens, donde la torsión del cuello es obligada para ver el final de esos pinos centenarios.

 

CastellOlivella4.jpg CastellOlivella5.jpg 

 

Y ya en la recta final hacia Olivella, para rematar la sucesión de paisajes, pasaréis al lado de diferentes viñas que forma parte de la Denominación de Origen Penedès y que se integran en la ruta de la Carretera del Vi. Un fin de fiesta para los sentidos que confirma la ruta hasta el Castillo de Olivella como un descubrimiento imprescindible para vuestra primera (o próxima) visita a Sitges.

 

CastellOlivella6.jpg

 

 

Comentarios

No hay comentarios.