Turisme de Sitges

¿Dónde casarnos? En Sitges, por supuesto

Decir ‘Sí quiero’ cerca del mar, con el sol como testigo y en una localidad a la que le gusta divertirse y que se diviertan, es siempre una motivación extra. Por eso la demanda para casarse en Sitges sigue creciendo. Porque un día especial merece un lugar especial, ¿no?

Por la iglesia o con una ceremonia civil, casarse es siempre un acontecimiento vital. Con más o menos invitados, más o menos formal, siempre es un día especial, de reafirmación, de alegría compartida, de miradas emocionadas con tu pareja, de lágrimas familiares y bromas cómplices con los amigos. Y ante esa premisa, el lugar también es importante. Lo es porque habla de los novios, de cómo son. Y lo es porque el sitio es un invitado especial que puede hacer aún más memorable ese día. O esos días… ahora te explicamos.

 

Más que explicarlo nosotros, os lo va a explicar Valerie O’Donogue, que se dedica a organizar bodas en Sitges para parejas con un marcado acento inglés (Inglaterra, Irlanda y Estados Unidos, sobre todo). Afincada en la localidad desde hace años, esta wedding planner contagia su amor por Sitges: “Es que es muy fácil recomendarles que se casen aquí: esto el paraíso, de verdad. Sol, el mar, la cultura…Además, Sitges tiene algo especial que no se puede describir…pero que lo hace único”. Y no le debe faltar razón, porque tampoco le falta trabajo: solo de mayo a octubre tiene en agenda…22 bodas. Podéis ver una muestra de lo que hace y cómo lo hace en su cuenta de instagram.

 

Casarse en Sitges 3

 

Más ventajas de Sitges: la variedad y calidad de su oferta hotelera (“que facilita sin duda el alojamiento de los invitados”), su proximidad con el aeropuerto de Barcelona y el hecho de que sea una localidad pequeña, “que hace que todo se pueda hacer a pie y que los invitados puedan organizarse de forma más cómoda sus actividades”. Por ejemplo, una cosa que gusta y mucho a las parejas que se casan por la iglesia, es poder ir a pie hasta la propia parroquia de Sant Bartomeu y Santa Tecla. Su ubicación, frente al mar y al lado del casco antiguo de Sitges, es otro argumento emocionante que suma. Y mucho.

 

Los que optan por una boda civil suelen realizar la ceremonia en lugares especiales, como por ejemplo el Palau de Maricel o masías con encanto en los alrededores de Sitges. Valerie destaca este hecho, “porque cuando piensan en venir a Sitges, piensa en la iglesia, que es espectacular, o n lugares únicos y especiales; no quieren un salón convencional”.

 

Casarse en Sitges 2

 

Y cómo os decíamos antes, aquí, en Sitges, la boda dura varios días. “Sí, claro, porque cuando planifican su boda, las parejas ya lo hacen pensando en quedarse aquí varios días”. Por ese motivo, se habla de preboda y postboda en Sitges, “que suele implicar, disfrutar de la localidad, de su ambiente y gastronomía, así como de todo tipo de actividades relacionados con el ocio, la cultura o los deportes acuáticos, dependiendo del gusto de cada pareja y sus invitados”. Lo bueno, remata Valerie, “es que casi todos los que contactan conmigo para que les ayude a organizar su boca en Sitges me dicen lo mismo: es que ya hemos estado aquí y nos encantó”.   Veis que fácil es decir Sí quiero…en Sitges ;)

 

Fotos: Jo Kemp

Más información sobre bodas en Sitges 

Compartir

Comentarios

No hay comentarios.